rtv.es

  • warning: Creating default object from empty value in /usr/home/historiasdelmilenio/www/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.
  • strict warning: Declaration of sharethis_widget::render() should be compatible with share::render($node, $op = false) in /usr/home/historiasdelmilenio/www/sites/all/modules/share/widgets/sharethis_widget/sharethis_widget.class.inc on line 14.
CAFÉ PARA TODOS

Tenía 19 años cuando se marchó a Malawi para trabajar como enfermera. Dejó su posesiones en España y llegó a África con el ego desnudo. Siempre actuó en nombre de los hombres, difundiendo la bondad del ser humano y su potencial para combatir el dolor y la injusticia. Yo conocí a Brigida Moreta en los meses de preproducción de la serie Historias del Milenio. Es una mujer tozuda y con una voluntad infinita forjada en el amor. La obra de su vida es difícl de resumir. Ella, junto con otras compañeras de la misión de Mntengo Wa Ntenga, construyó el mayor y más avanzado hospital de Malawi. Los enfermos de la clase dirigente del país acuden a Mntengo Wa Ntenga en busca de cura; pero la prioridad son los pobres, los desesperados, los moribundos condenados a la indigencia.

El trabajo de Brígida es un modelo de cooperación, un ejemplo de excelencia y perseverancia. Sin embargo cuando regresó de África, se dio cuenta que apenas había movido una simple piedra de entre las ruinas de uno de los paises mas pobres del mundo. Os invito a escucharla en una charla celebrada durante la Semana de la Cooperación, organizada por AECID. Os invito a recordar verdades como puños para seguir luchando.

 

 

*Brígida sigue trabajando por el pueblo Africano, ayudando y protegiendo a los inmigrantes que llegaron de aquel lugar donde nada cambio. Si queréis echar una mano en sus proyectos podéis localizarla en el siguiente mail:bmoretacm@yahoo.es

 

Niños sin malaria

 

No es un eslogan ni un titular llamativo. Os voy a contar la historia de un  proyecto efectivo y real que está salvando miles de vidas, gracias a un simple click.
Hace unos meses recibí una llamada de MassiveGood. Nos pedían  colaborar en la difusión de las acciones y proyectos de cooperación que están financiando con ayuda de las donaciones de millones de viajeros en todo el mundo.  MassiveGood es una iniciativa de la Fundación  Milenio (con sede en Suiza) que pretende impulsar el avance de la salud materna, la reducción de la mortalidad infantil y las principales enfermedades que están matando a millones de personas.
Quizás algunos hayáis visto su logo en agencias de viajes o compañías aéreas.
En la última campaña que han lanzado a la red, Niños sin Malaria,
Cruz Roja y MassiveGood están tratando de hacer frente a la malaria en Tanzania y Gambia..
Mama Jane ( directora del programa de refugiados de Cruz Roja) cuenta que en los campos de refugiados de Kigoma, y las poblaciones de alrededor, el riesgo de enfermar de malaria es de un 94%. Una condena segura sin acceso a cobertura médica y medios de prevención.
Cruz Roja trabaja en la zona desde 2004. En este tiempo han logrado levantar 2 hospitales, 2 centros de salud y 1 centro nutricional, dando cobertura médica a 100.000 personas.
En Gambia, Cruz Roja se ocupa de 10 aldeas rurales del Upper River. En esta zona solo hay 11 médicos por cada 1.000 habitantes. Las continuas crecidas del río dificultan la lucha contra la malaria y enfermedades derivadas de la falta de agua limpia y saneamientos.
Frente a la tempestad que produce la pobreza, los ciudadanos de todo el mundo están respondiendo a la llamada. Con 6 euros donados en un click, Cruz Roja puede comprar 1 mosquitera o hacerse cargo de los costes de las pruebas diagnósticas, con 20 financiar un tratamiento de malaria.
Tras leer información sobre los proyectos financiados por MassiveGood en todo el mundo, hemos decidido colaborar con ellos desde nuestra web. Somos conscientes que tras una donación hay una conciencia, un voto, un ciudadano que exige a sus gobernantes políticas justas, sistemas igualitarios, una política al servicio de los derechos humanos y no del capital. Ciudananos que exijan con su voz y sus acciones que se derriben desde la estructura los pilares de la pobreza. MassiveGood se suma a este sueño, apelando a la construcción de un mundo mejor desde la base. Si los 1000 millones de internautas que navegan por la red hicieran click en la utopía el mundo ¿realmente cambiaría?

 

Hoy nos despertamos con la sensación de que nada cambia. Las imágenes de un país, Haití, sepultado en la miseria, nos hacen dudar de la eficacia de la ayuda, de la voluntad de los países por corregir el rumbo. Hoy todos pensamos de qué sirvió la avalancha de donaciones y las campañas de solidaridad. Los países donantes, la ONU, las ONGs hacen balance de uno de los mayores fracasos humanitarios de la historia. El dinero prometido no llega, el que llega no es completamente eficaz. Haití está sumida en el desgobierno y no hay un líder capaz de sacar de los escombros a uno de los países más pobres del mundo.

En plena reflexión, me llega un email de un amigo: “échale un vistazo a este documental”, El efecto Lázaro. 30 minutos de esperanza, de historias reales sobre los efectos de la ayuda y la voluntad de lucha. La película, estrenada en el canal de pago HBO y distribuida, gratuitamente, en Youtube, muestra los efectos de los fármacos antirretrovirales en enfermos terminales; personas desahuciadas que han logrado volver a la vida.

Las imágenes son potentísimas. El realizador Lance Bans (director de Jackass) utiliza un recurso clásico del cine: imágenes del antes y después del acceso diario a los fármacos del SIDA, para fotografiar el milagro de la solidaridad y la grandeza del ser humano; un animal creado para vivir por encima de cualquier circunstancia.

La película muestra la recuperación de mujeres, jóvenes, niños que han revivido para continuar en este mundo. Su ejemplo es extrapolable a los 3 millones de personas en África que ya acceden a los fármacos y un aviso para los donates: 30 céntimos diarios pueden echar a andar a un moribundo.

La batalla contra el SIDA tiene muchos más frentes, muchas goteras que se traducen en millones de huérfanos, nuevas infecciones, negociación de los precios de las patentes… pero hoy no quiero pensar en ello. Prefiero concentrarme en el éxito de Bwayla, Concilia, Paul y Connie; recordar su mirada antes y después de que la ayuda salvara sus vidas.

Una producción de
El sótano.doc
TVE
Con la colaboración de
AECID
Presidencia Española EU
SÍGUENOS
Blog Historias del Milenio
Facebook Historias del Milenio
Twitter Historias del Milenio
Youtube Historias del Milenio
INICIO | HISTORIAS DEL MILENIO | HISTORIAS DEL MILENIO 2 | SIGUENOS | BLOG | CONTACTO | webmaster@historiasdelmilenio.com | diseño y desarrollo web: desvio21.com